DSC0683-1024x683

ALFREDO GONZÁLEZ

Alfredo González (Turón, 1981) se subió por primera vez a un escenario mediado el año 2001, en el Café «La pista» de Mieres, para abrir un concierto de Pablo Mónico. Aquellas canciones sólo llamaron la atención de una persona que, curiosamente, era el técnico de sonido de la actuación y acababa de poner en marcha un estudio de grabación. Hablamos de Marco Castañón, primer apoyo y culpable (en labores de producción artística y coproducción ejecutiva) de «La vida de alquiler» (2004). Como todos los comienzos, fue un disco ingenuo y cariñoso, pero cumplió su papel. En Asturies el nombre de Alfredo comenzó a escucharse tímidamente y aquellas copias se vendieron de escenario en escenario.

En mayo de 2008, Alfredo firma su primer contrato discográfico y publica su primer disco a nivel estatal («Dudas y Precipicios», DFX Discos Especiales, 2008). Pocos meses después llega a un acuerdo con Discos L’Aguañaz para editar su primera referencia en llingua asturiana, que vería la luz en diciembre del mismo año con el título de «La nada y tu». Con esos dos trabajos consiguió cuatro premios de la música asturiana (Premio AMAS a Mejor Letrista, Mejor Teclista, Mejor Videoclip por «El último taxi» y Mejor Canción Otras Escenas por «La nada y tu»), un Premiu al Meyor Cantar por «La nada y tu» y Premiu de la Crítica de la RTPA al Meyor Discu d’Autor por el disco del mismo nombre.
Hasta el año 2011 presenta ambas grabaciones por toda España, llegando a finalizar su gira en Colombia, acompañado por Pablo Moro.

En el año 2012 publica «Dobleces» (Algamar Producciones), con diez canciones en castellano y diez en asturiano (estas últimas con letra de Pablo Texón), en el que colaboran artistas de la talla de Quique González, Fabián, Fernando Macaya o Hendrik Rover. El buen funcionamiento de esta gira y la cercanía de sus primeros diez años en escena, le sugieren la idea de celebrar un concierto conmemorativo con invitados.  Este evento tendría lugar en septiembre de 2013 en Villaviciosa, dentro de los actos del Día d’Asturies; se tituló «diez finales» y colaboraron invitados como Nacho Vegas, Guadi Galego, Rubén Pozo o Javier de Torres.

En febrero de 2015, también bajo el amparo de Algamar Producciones, se publica «La paciencia del faquir», una vuelta de tuerca en las composiciones de Alfredo que contó con la producción del ilustre Paco Loco, en su estudio del Puerto de Santa María. Con la idea de realizar prácticamente sólo conciertos en formato eléctrico, se organizó una gira corta -con parada acústica, de nuevo, en Colombia- que finalizó en diciembre del mismo año.

En julio de 2016, la editorial Bandaaparte publica el primer libro de Alfredo González, una cuidada colección de poemas con la que se realizó una extensa gira de presentaciones por todo el estado y que le mantuvo cinco semanas entre los más vendidos de poesía, según «El Cultural» de «El Mundo».

Tras dos años de descanso centrados en la creación y presentación del libro, en julio de 2017 vuelve a «encerrarse» en un estudio para registrar una nueva colección de canciones. Bajo la dirección de Pachi García Alis, en sus estudios Alisrecords de Baeza, comienza la grabación de su sexto disco de estudio.

Durante el año 2018, mientras se siguen construyendo las canciones del nuevo disco, Alfredo vuelve a dar conciertos por locales habituales en su trayectoria para mostrar las nuevas canciones. A finales del citado año, recibe la noticia de que su canción «La nada y tu» ha sido seleccionada (por un comité de 30 personalidades del mundo de la cultura) como la novena mejor canción de la historia de la música en asturiano.

A comienzos de 2019 Alfredo llega a un acuerdo con el sello Warner para publicar su disco «Afluentes».